Este día arribará a la Ciudad de México, el administrador interino de la DEA, Timothy J. Shea, para conseguir mayor cooperación en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el trasiego de drogas a Estados Unidos.

El titular interino de la Drug Enforcement Administration (DEA), se reunirá en México con los titulares de la Fiscalía General de la República (FGR), de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, de Relaciones Exteriores (SRE), y otros.

El anuncio de la visita del alto mando de la DEA ocurre una semana antes de celebrarse la audiencia de preparación de juicio en contra de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón.

Agobiado por la incontenible demanda y consumo de drogas ilegales en su país, elaboradas con precursores químicos y substancias letales como el fentanilo procedente de China y por el empoderamiento de los cárteles gringos en su cooperación con los mexicanos, Shea busca más respaldo.

El 7 octubre en la Corte Federal del distrito Este en Brooklyn, Nueva York, se llevará a cabo la audiencia de preparación del caso contra García Luna donde también están acusados sus ex colaboradores, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García.

Por parte del gobierno de López Obrador, se buscará conocer detalles de operaciones como la “Operación Leyenda” y llevada a cabo hace unas semanas en Arizona, donde se decomisaron cientos de kilos de metanfetamina procedente de México, así como la captura de decenas de personas involucradas en el trasiego del lado estadounidense.

El encuentro se presume es para solicitar la captura con fines de extradición de Cárdenas Palomino y Pequeño García, quienes fueron condecorados por el ex presidente por su labor contra el narcotráfico.